Boda en las Jarillas – Madrid

Cuando decidimos convertirnos en fotógrafos de boda hace ya unos años, lo hicimos sin duda, convencidos de que no podía haber mejor trabajo que éste. Pero claro, todo trabajador necesita algo muy importante…clientes. Como os imaginaréis, nuestros primeros años de vida nadie nos conocía y fueron nuestros amigos quienes confiaron principalmente en nosotros. Precisamente por ese motivo, decidimos llamarnos «dos más en la mesa«. Con los años, hemos tenido la suerte de ir creciendo, y cada vez ha sido más la gente que sin conocernos de nada ha confiado en nosotros. Sin embargo, para bien o para mal, nos hemos dado cuenta de que fueron nuestros amigos quienes definieron nuestro estilo, y el que hoy en día sigue siendo nuestro credo. Y es que cada fin de semana, nos levantamos convencidos de que la mejor manera de hacer nuestro trabajo, es documentando vuestro gran día de una manera muy cercana, casi como si fuésemos familia.

Precisamente, la historia que os traemos hoy al blog trata de eso, de la familia. Y es que la historia de Renata y Jaime, es una de esas que parece sacada de un cuento de hadas. La historia de un primer amor, que lejos de marchitarse con el tiempo, ha ido creciendo. Un amor que empezó entre dos adolescentes, y que ha ido contagiando a dos familias que han visto esta preciosa historia de amor florecer.

Esperamos que disfrutéis de este cuento tanto como nosotros hemos disfrutado  sacando cada una de las imágenes que lo componen.

Renata, Jaime, familia, un millón de gracias por confiar en nosotros.

dos más en la mesa

Diseño Floral: Ines Urquijo

Finca: Las Jarillas