La boda de Vito

La primera vez que escuché el nombre de Vito Castelo, fue hace un año. El nombre salió por casualidad, durante una reunión en casa de Flor Fuertes con quien íbamos a hacer nuestra primera editorial de fotografía. Flor nos comentó, que igual venia Vito (una amiga suya que por lo visto, sabia mucho de estilismo). Una vez salimos de casa de Flor y por casualidades de la vida, compré la revista Telva Novias para buscar inspiración para nuestra editorial y descubrí, que la tal Vito Castelo, era la encargada de los estilismos de la mitad de las editoriales que firmaba la revista.

Al final Vito no pudo venir a Soria, pero su nombre se nos quedó grabado.

Por eso este año, cuando Vito nos llamó para preguntarnos si teníamos el 9 de Septiembre libre, casi nos caemos de culo. Al principio nos daba un poco de vertigo el proyecto, pero tan pronto conocimos a Vito y a Jaime en persona, nos dimos cuenta de que detrás de esta estilista de Vogue, se esconde una persona maravillosa y muy cercana. Por no hablar de Jaime, un alma creativa por los cuatro costados que nos deleitó con un concierto increíble la noche anterior a la boda (Jaime es el Ex solista de grupo 84).

Al final, conseguimos relajarnos y a pesar del tiempo (nunca nos hubiésemos imaginado que podia llover tanto en Alicante), disfrutamos muchísimo de las familias de Vito y Jaime, y nos reímos muchísimo con ellos. Lo único que nos dio pena fue no haber visto a Flor Fuertes, que por motivos personales tuvo que perderse la boda, aunque de alguna manera, consiguió estuvo presente, ya que todo el mundo hablaba del vestido de Vito :-)

PD. La finca Meu Lar que pertenece a la familia de Vito, se llenó de color y flores de la mano de Chitina y bueno…el resto de los detalles los podéis encontrar en el blog de Casilda se Casa.