Novia con vestido de Flor Fuertes

La boda al aire libre en la finca Miralcampo de Oscar y Rocio fue posiblemente la boda más especial del año para mi, no sólo porque fue nuestra primera novia con vestido de Flor Fuertes, sino porque conozco a Rocio desde hace años y tenía muchas ganas de fotografiar su boda. Mi relación con Rocio, comenzó hace unos cuantos años, en circunstancias muy distintas. Si no recuerdo mal, fue en el 2011 cuando nos subíamos a un avión los dos, camino a Meki, un pueblecito minúsculo de Etiopia donde ambos íbamos a hacer un voluntariado. Durante las siguientes semanas, Rocio, el resto de voluntarios y yo, apenas nos separamos.

Por aquel entonces, mi relación con la fotografía no había hecho más que comenzar, y sin embargo, Rocio me dejó claro que si algún día se subia al altar, lo haría con su novio, y conmigo como fotógrafo. La verdad es que por aquel entonces no le tomé muy en serio, pero al igual que me ocurrió con Mariola, me equivocaba al no hacerlo.

Hace unos meses, me llegó un mensaje de Rocio a facebook, en él me contaba, que contaba conmigo para el día de su boda y que yo no podia faltar. Rocio me contó que ella había planeado una boda muy intima con tan solo 80 invitados, sin autobuses y sin demasiadas parafernalia, eso sí una novia con vestido de flor fuertes.

Cuando llegué a la finca Miralcampo, que está situada en Azuqueca de Henares, Guadalajara, me encontré a una Rocio espléndida que no había cambiado un ápice. Siempre había considerado a Rocio como una persona elegante, y tan pronto vi a aquella novia con vestido de Flor Fuertes empecé a pensar que seria una boda especial. Luego, siguieron las sorpresas, llegó el ramo de Ines Urquijo, probablemente la mejor florista de Madrid y ante mi cara de felicidad, Rocio me confesó que si me había gustado el ramo de flores, me iba a caer de culo una vez viese como habían dejado la Iglesia San Mateo.

La verdad es que me encanta mi trabajo, y más cuando me da la oportunidad de conocer más a fondo a personas que han formado parte de etapas muy bonitas de mi vida. Durante todo el día me desviví por documentar de la mejor manera posible, el que estoy seguro es por ahora el día más importante en la vida de Rocio. Tuve la suerte de conocer a Oscar, una persona que me demostró una sensibilidad (y destreza para el baile) fuera de lo normal.

Me rei mucho con los padres de Rocio, e incluso lloré como un enano en algunos de los momentos álgidos del día.

Rocio, Oscar, os deseo muchísima felicidad. Mil gracias por confiar tanto en mi y por hacerlo todo tan sumamente fácil.

Dos más en la mesa, fotógrafo de boda en Madrid

 

 

 

 

 

2 comments
Add a comment...

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

  • […] soon received a slap of reality in the facediscovered that I had already a wedding planned for the same day, so I couldn´t do it. I simply couldn´t.  I was so terribly sad about […]ReplyCancel

  • […] El día de la boda, Nuria se puso en las manos de Pepito Juez, un gran descubrimiento, estilista por cuyas manos han pasado la mitad de las celebrities de Madrid (muy fans :-), quien maquilló y peinó a Nuria, que estaba espectacular. El vestido, diseño de Alexander Wang no podia ser más especial. La verdad es que este año hemos tenido vestidos de novia impresionantes. […]ReplyCancel